Consejo Nacional de Investigaciones
Científicas y Técnicas
10/07/2017

MÁS DE CIEN NUEVOS SUEÑOS CIENTÍFICOS SE RENUEVAN
Share on Google+ Share
Con la presencia de la Rectora de la Universidad, los ingresantes al CONICET Tucumán del año corriente tuvieron un humilde agasajo de recibimiento.




wowslider.net by WOWSlider.com v8.5
Martes 13 no siempre es señal de “mala suerte”; no por lo menos para la ciencia tucumana. Puesto que ese día el Centro Cultural Flavio Eugenio Virla se vistió de regocijo y fue nuevamente el escenario (como años anteriores) en el cual se celebrara el acto emblemático de “Bienvenida a los ingresantes 2017” al CONICET local.
 
Al evento asistieron autoridades y funcionarios, pertenecientes a diferentes instituciones públicas y privadas de la provincia.
Cabe destacar la presencia de la Rectora de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), doctora Alicia Bardón, y de la Directora del CONICET Tucumán, doctora Elisa Colombo. Además, se sumaron a la propuesta el Secretario de la SIDETEC (Secretaría de Estado de Innovación y Desarrollo Tecnológico) y flamante Vicedirector del COFECYT (Consejo Federal de Ciencia y Tecnología), Ing. Mariano Garmendia; el Rector de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA), CR. Francisco José López Cruz; el Director Técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), doctor Daniel Ploper; la Secretaria Técnica de la Secretaria de Ciencia, Arte e Innovación Tecnológica (SCAIT), Patricia Napadensky, entre otras autoridades.
Para comenzar, se designó una propuesta folclórica, encabezada en guitarra y voz por Gastón Pourriex,  integrante del CERELA, instituto emblemático del Consejo.
 
Taficeño de origen, Gastón exhibió parte del repertorio que viene desplegando en diferentes peñas y escenarios del Norte, con el acompañamiento de otros dos músicos brillantes: Lisandro Paz (guitarra) y José Santucho (Violín).
Con canciones profundas y reflexivas, e interpretaciones que apelan a la hermandad y a la generación de conciencia en la sociedad, el trío emocionó y se ganó los aplausos de los presentes, que llovieron por todos los rincones del auditorio.
 
Seguidamente, la directora del organismo, Elisa Colombo, expresó algunas palabras de bienvenida y agradeció, en el primer tramo de su discurso, a las diferentes autoridades asistentes, destacando la articulación y cooperación mutua entablada en los últimos años con las diferentes Universidades, la SIDETEC, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), la SCAIT y los diferentes organismos del sistema provincial con los que viene interactuando el Consejo. 
 
Asimismo, y refiriéndose a los ingresantes, Colombo sostuvo que cada grupo que se incorpora tiene objetivos y una misión: “Vienen a hacer aportes ‘originales’ a los diferentes campos del conocimiento”. 
 
“Esta institución y todos nosotros queremos acompañarlos a que no pierdan esa curiosidad, la ingenuidad y esas ganas de ‘saber más’, dijo la directora. Y agregó: “Deben buscar aportes y respuestas a esta sociedad que tanto nos necesita; y el método es juntarnos más para encontrar las soluciones esperables. 
 
Por último, invitó a los becarios e investigadores a que  apuesten a ser divulgadores de la ciencia. “Es un rol fundamental para dar a conocer lo que hacemos”.
 
Por su parte, el doctor Pablo Barrionuevo, investigador del Instituto de Luz, Ambiente y Visión (ILAV, CONICET-UNT) fue invitado a ofrecer algunas sensaciones sobre el acontecimiento.
 
“El primer mensaje que les deseo transmitir es que para hacer actividad científica hay que desmitificar la ciencia. A la historia de la ciencia muchas veces nos la cuentan cómo si fuera un “relato heroico”. En este relato pareciese que la ciencia avanza solo por la brillantez de un puñado de hombres o ‘héroes’, inicia Barrionuevo. Y contrasta: “La realidad es que hoy no es necesario ser un genio para hacer buena ciencia y producir avances significativos”.
 
A continuación, sostuvo: “Para mí, la labor científica tiene dos componentes fundamentales: curiosidad y rigurosidad. Curiosidad para encarar un tema que es desconocido no solo para nosotros sino para toda la humanidad y rigurosidad para realizar esa labor sin dejar cabos sueltos. 
 
Barrionuevo finalizó su exposición reflexionando sobre la importancia de la ciencia para un país: “En primero lugar, la ciencia debe considerarse un valor cultural primario. El pensamiento crítico, fundamental para la actividad científica, es una herramienta que nos hace más libres porque nos permite tomar decisiones informadas acerca de cuestiones que afectan la calidad de vida y el futuro de la sociedad, permitiendo arribar a conclusiones basadas en razonamientos válidos que incluyan, cuando corresponda, la interpretación de evidencia empírica. En segundo lugar, la ciencia debe ser concebida como estratégica para el progreso de la nación. Y en tercer lugar, y no menos importante, la ciencia debe servir como herramienta de inclusión social. En este sentido uno debe preguntarse qué ciencia queremos hacer. 
 
Para concluir, se cedieron las palabras de cierre a la Rectora Alicia Bardón.
 
“Quiero celebrar que estemos aquí juntos, en pos de trabajar por la ciencia, la tecnología y la educación. Y el abordaje que va más allá de un área o una temática; los problemas son cada vez más complejos, y si no se abordan conjuntamente, no se resuelven” opinó la rectora. Y remató: “La defensa de la ciencia debemos encararla todos los días”.
 
Acto seguido, se hizo entrega de presentes a los becarios ingresantes; y de un distintivo (pin) y una carta de bienvenida a los nuevos
investigadores, personal de la carrera de apoyo y administrativos.
 
La ceremonia concluyó con la proyección de dos videos institucionales, una foto grupal de todos los nuevos miembros y un brindis acogedor para los invitados.
 
 
 
 
 




Crisóstomo Alvarez 722 / San Miguel de Tucumán (4000) // Tucumán - Argentina
Tel.(0381) 422-8052 / (0381) 431-2745 / (0381) 431-3740
CONICET TUCUMAN