Consejo Nacional de Investigaciones
Científicas y Técnicas
29/06/2016

VICEDIRECTOR DE CONICET TUCUMÁN FUE ORADOR EN ACTO DE MONTEAGUDO
Share on Google+ Share
El Dr. Daniel Campi fue elegido por el Intendente de la Provincia para pronunciar unas palabras en la ceremonia de recepción de los restos mortales del prócer tucumano en el Cementerio del Oeste.




wowslider.net by WOWSlider.com v8.5

El día 29 de junio, en horas de la mañana, en un emotivo acto los restos del héroe de la Independencia Bernardo de Monteagudo fueron inhumados en San Miguel de Tucumán. Depositados en el mausoleo del Gral. Pablo Ricchieri de La Recoleta desde principios del siglo XX, su traslado a su provincia natal era una sentida aspiración de los tucumanos.

La ceremonia tuvo lugar frente al Cementerio del Oeste y contó con la presencia el Gobernador, Dr. Juan Manzur, del intendente de la Capital provincial, Germán Alfaro, representantes del Ministerio de Defensa de la Nación, el Arzobispo Monseñor Alfredo Secca, la Rectora de la Universidad Nacional de Tucumán, Alicia Bardón, entre otras autoridades provinciales y municipales.

El acto comenzó con la llegada de los restos de Bernardo José Monteagudo a la necrópolis, la entonación del Himno Nacional Argentino y la interpretación de la pieza “Un minuto de Silencio” por la orquesta del Liceo Militar.

Seguidamente, se invitó al doctor Daniel Campi, Vicedirector de CONICET Tucumán, Director del Instituto Superior de Estudios Sociales, ISES, (CONICET-UNT) y profesor titular de la UNT a dirigir unas palabras.

 “Monteagudo fue el más americano de los patriotas tucumanos de aquella hora. Revolucionario en Potosí, La Paz, Buenos aires, Santiago de Chile, Lima, Trujillo, redactor del acta de la independencia chilena, ministro de San Martín y del protectorado en el Perú,íntimo colaborador de Bolívar, nadie como él fue fiel al mandato de aquel Congreso que en 1816 declaró la Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica”,afirmó el Director de ISES. Y prosiguió: “Fue uno de los grandes pensadores que entonces aunaron las consignas de la independencia con la de la libertad y la de la unidad hispanoamericana, con la que comulgaban el gran san Martín y nuestro querido Manuel Belgrano”.

El Dr. Campi también destacó: “No escatimó esfuerzos para redimir, a la vez que estas tierras rompían las cadenas que las ataban al amo colonial, a los más postergados, a los pobres y humillados, a los indios y a los esclavos, sometidos a una cruel servidumbre desde tiempos inmemorables. Monteagudo estuvo a la cabeza de quienes lucharon por la abolición de la detestable mita y del tributo indígena, decidido en la asamblea del año XIII, en la que fue representante de la provincia de Mendoza, junto con la libertad de vientres y la abolición de los títulos de nobleza y los instrumentos de tortura”.

Para concluir su discurso, el vicedirector del CCT Tucumán remarcó: “Su patria era toda la extensión de Hispanoamérica, libre de toda potencia extranjera y sin privilegios de castas ni oligarquías. Ese era el hombre que hoy recibimos en su suelo natal, nuestro suelo. Sus ideales son Inmortales, ¡Salve Monteagudo!, ¡Viva Tucumán!, ¡Viva la Patria!".

Posteriormente, tomó la palabra el Dr. Germán Alfaro, Intendente de San Miguel de Tucumán, quién entre otros conceptos resaltó que con el traslado de los restos del prócer a Tucumán se quiere hacer justicia a una de las grandes figuras de la Independencia, que conjugó grandes ideales con la acción.

Al finalizar la ceremonia las autoridades acompañaron a los miembros de la Policía Provincial y la Gendarmería Nacional al interior del cementerio para dar sepultura a Bernardo de Monteagudo. El monumento que perteneció a las familias Arocena y Alurralde, de fina arquitectura, fue especialmente restaurado para albergar al prócer nacido en Tucumán en 1789 y que fuera ultimado en extrañas circunstancias en Lima en 1825. 

La iniciativa en el marco del Bicentenario se realizó con el fin de honrar al abogado, político, militar y revolucionario tucumano, promotor de la independencia sudamericana, dando ubicación definitiva y exclusiva a sus restos en un mausoleo propio en el histórico Cementerio del Oeste de San Miguel de Tucumán; necrópolis que, además de ser una de las más antiguas, cuenta con numerosos sepulcros históricos como los de Lola Mora y Silvano Bores, y sepulturas declaradas “Bienes de interés Histórico- Artístico” por decreto nacional.

 





Crisóstomo Alvarez 722 / San Miguel de Tucumán (4000) // Tucumán - Argentina
Tel.(0381) 422-8052 / (0381) 431-2745 / (0381) 431-3740
CONICET TUCUMAN